Publicada en

Atmósfera ATEX: ¿Qué es?

tenazas antichispa

Las Atmósferas Explosivas (ATEX) es un término que surgió en los años 70 para denominar los ambientes potencialmente explosivos. Dichos entornos pueden ser explosivos debido a la presencia o riesgo de fuga de gases, vapores y polvos inflamables. Las normas para las Atmósferas Explosivas deben cumplirse estrictamente y los entornos analizados minuciosamente para la asignación de un nivel de riesgo, ya que en la mayoría de los casos la presencia de sustancias inflamables suele ser imperceptible, por tanto, el riesgo de ignición es muy alto. En diversos países se pueden tener consideraciones distintas en relación con los entornos ATEX, sin embargo, el concepto más extendido en la Unión Europea es el dictado por la Directiva ATEX 94/9/CE.

“Se entiende por Atmósfera Explosiva toda mezcla, en condiciones atmosféricas, de aire y sustancias inflamables en forma de gas, vapor o polvo en la que, tras la ignición, se propaga la mezcla no quemada” (Directiva ATEX 94/9/CE).

Tipos de Atmósferas Explosivas

Atmósferas de gas explosivas:

Esta es una de las atmósferas con mayor índice de riesgo, por tal motivo, se requiere para su manejo experiencia, precaución y uso de herramientas especializadas antichispas. Se caracteriza por presentar una sustancia inflamable, la cual puede ser imperceptible a simple vista debido a su estado de gas o vapor de aire. En situaciones donde se efectúa ignición, la combustión se propaga por toda la sustancia no quemada.

Atmósferas de polvo explosivo:

Se compone por masas de aire con una alta presencia de sustancias inflamables bajo la forma de polvo o partículas fibrosas. Este tipo de atmósfera es sumamente volátil y en caso de ignición la combustión se propaga en toda la mezcla no quemada.

 

Los explosivos, material pirotécnico y peróxidos orgánicos no son considerados como entornos ATEX, ya que sus características, propiedades atmosféricas y factores de riesgo son distintas.

Cuándo se considera que un ambiente es una atmósfera potencialmente explosiva

Para que a un ambiente o entorno se le asigne el término Atmósfera Explosiva se requiere de un factor de riesgo considerable donde intervengan una sustancia inflamable, un oxidante y una fuente de ignición. Esta situación suele presentarse en muchas industrias, por tanto, luego de recibir esta asignación deben regirse por normativas que exigen el empleo de personal capacitado, métodos estrictos de prevención de fugas y uso continuo de herramientas especializadas antichispas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *