Publicada en

Consejos para trabajar en un entorno atex

herramientas entorno atex

Los entornos atex (atmósferas explosivas) son ambientes susceptibles a explosiones derivadas de la presencia de fugas de gases o polvos inflamables. Debido al alto riesgo que representan estos lugares el Real Decreto 681/2003 establece que los empresarios responsables de establecimientos con entornos atex deben adoptar medidas técnicas y organizativas que reduzcan al mínimo el nivel de riesgo del entorno. Para tal fin, puedes emplear los siguientes consejos, los cuales serán de gran utilidad cuando se realizan labores en entornos atex.
Consejos para prevenir la formación de atmósferas explosivas
Uno de los principales consejos para la prevención de entornos atex es la sustitución de sustancias volátiles por otras menos volátiles. En las industrias que trabajan con solventes existe una gran variedad de sustancias que ejercen una misma función y presentan distintos grados de volatilidad.

En lugares donde se trabaja con polvos inflamables es aconsejable utilizar productos con mayor granulometría, ya que cuanto más fino sea el producto utilizado más riesgo existe de la formación de atmósferas explosivas. De igual manera, si se puede sustituir estos productos por sustancias pastosas o reducir su concentración también se reduciría considerablemente el riesgo de formación de entornos atex.

Consejos para prevenir la concentración de elementos inflamables en entornos atex

Para prevenir la concentración de elementos volátiles se puede poner en práctica técnicas de ventilación que diluyan el aire cargado de vapores o polvos inflamables con aire limpio. De esta manera, se irá reduciendo la presencia de estas sustancias, como también el riesgo de explosión. Otra manera adecuada de reducir la concentración de estos elementos es la extracción mediante aspiradoras especializadas, incluso estos artefactos suelen contar con unidades de inertización de sustancias explosivas.
Consejos para prevenir la ignición en entornos atex
La refrigeración de los lugares atex es un factor muy importante, esta se suele controlar mediante extractores de calor y climatizadores. Una zona refrigerada presenta 10 veces menos probabilidad de crear igniciones que un ambiente sin refrigerar. La utilización de separadores magnéticos también es de gran utilidad, estos reducen el riesgo de chispa entre elementos mecánicos durante los procesos industriales.

Cuando se trabaja en entornos atex es muy importante verificar que la puesta a tierra esté bien colocada y que no presente sulfatación u oxidación, como también será necesario poner en funcionamiento las conexiones equipotenciales. De igual manera, para laborar en entornos con atmósferas explosivas y manipular estructuras, o maquinarias, es imprescindible trabajar con productos y herramientas que sean antichispas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *