Publicada en

Herramientas para zonas atmosféricas explosivas

destornilladores antichispa

Entornos laborales peligrosos

En el mundo laboral hay gran variedad de lugares de trabajo. Muchos de ellos son ambientes muy seguros, donde no hay riesgo de comprometer tu integridad física en la faena diaria, pero existe otro tipo de ocupaciones, donde el mismo lugar que sirve para desempeñar tu labor puede ser el principal causante de un accidente.

Al hablar de zonas difíciles para trabajar, es imposible dejar de lado los entornos de atmósferas explosivas. Estos se caracterizan por tener, en condiciones atmosféricas normales, mezclas de aire con sustancias inflamables que pueden presentarse en forma de gases, vapores o polvo. En estas condiciones, cualquier ignición provocaría que la combustión se propague a la totalidad de la mezcla no consumida.

¿Cómo minimizar los riesgos?

Al saber que existen zonas de alto riesgo laboral, como las antes mencionadas, es importante entender lo fundamental que se vuelve la seguridad en el trabajo. Es primordial tomar ciertas precauciones para poder reducir en lo posible todo tipo de acción que pueda ponerte en riesgo.

El primer paso es contar con un equipo de trabajo con el que puedas desempeñar tu labor sin ningún tipo de peligro. El problema con las zonas de atmósferas explosivas es que la más mínima chispa, provocada por la fricción de las herramientas de trabajo, puede desatar el infierno. Por eso es importante utilizar herramientas para zonas atex.

Aliadas de la seguridad

Las herramientas manuales de uso frecuente, por lo general, están fabricadas de acero. Esto es un problema, ya que pueden provocar la ignición por fricción, mediante el impacto de las mismas con materiales, como el mismo acero u hormigón. Afortunadamente existen las herramientas para zonas atex, las cuales fueron concebidas especialmente para trabajar bajo situaciones de alto riesgo de explosión.

Lo que hace que estás herramientas sean ideales es que están construidas con aleaciones de metales que tienen un reducido coeficiente de fricción, provocando que en el peor de los casos, solo puedan generar por roce, las conocidas ?Chispas frías? que tienen un bajo nivel calorífico, lo cual reduce considerablemente la posibilidad de una ignición.

Otras bondades que tienen las herramientas para zonas atex son: Seguridad anti-magnética, diseños ergonómicos, resistencia a la corrosión. Esto sin contar la gran variedad que hay de las mismas: Alicates, destornilladores, llaves, martillos, etc.

Si trabajas en zonas de atmósferas explosivas, como: Refinerías, minas, industria química o cualquier otra, recuerda siempre contar con tu juego de herramientas antichispas. Nunca dejes tu seguridad de lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *