Publicada en

Normativa ATEX española. Claves principales

alicates antichispa

La normativa ATEX española esta elaborada en función de salvaguardar la integridad y seguridad de los trabajadores y de los ciudadanos en general, ya que el riesgo de explosión en los emplazamientos ATEX puede afectar un perímetro o área significativa. Las normativas ATEX españolas recogen una serie de aspectos importantes, siendo los siguientes claves importantes para determinar responsabilidades y buenas prácticas en el lugar de trabajo.

Responsabilidad del empresario

Según el Real Decreto 681/2003, principal instrumento que rige las normas para emplazamientos ATEX, los empresarios tienen la responsabilidad de clasificar cada una de las áreas de acuerdo con el tipo de Atmósfera Explosiva como también evaluar el riesgo de cada una de ellas. Además, también tendrán la obligación de redactar un documento de protección contra explosiones en cumplimiento con el artículo 8 de dicho decreto.

Clasificación de emplazamientos y valoración del nivel de riesgo

Este aspecto resalta la obligación del empresario para la clasificación y valoración de las áreas con atmósferas potencialmente explosivas. Este procedimiento garantizará una clasificación y valoración del factor de riesgo objetiva, precisa y efectuada bajo un criterio técnico sólido, por tanto, debe encargarse a profesionales capacitados. Los emplazamientos ATEX se clasifican de acuerdo con el tipo de sustancia inflamable que posean. La empresa debe poseer un documento de clasificación, además, cada una de las áreas deben identificarse con su clasificación y los posibles lugares susceptibles a fugas. La valoración del factor de riesgo es muy importante para implantar normas de seguridad preventivas y organizar planes de emergencia en caso de posibles fugas y riesgos de ignición.

Formación de los empleados

En el Anexo II del Real Decreto 681/2003 se establecen los requerimientos y formación que deberán poseer los trabajadores que se desempeñan en entornos ATEX. Los siguientes son los lineamientos más importantes recogidos por este decreto:

Formación en situaciones de explosiones y fuga de sustancias inflamables.
Reconocimiento de zonas clasificadas y conocimiento de procedimientos para trabajar en las mismas.
Experiencia certificada de 2 años en entornos ATEX.
Técnicos de nivel superior en PRL, o trabajadores formados en una institución ATEX reconocida.

Uso de herramientas especiales

Los empresarios deben garantizar la disponibilidad de herramientas especiales antichispas para los trabajadores que se desempeñan en entornos ATEX. Estas herramientas se componen de aleaciones de cobre-berilio (CuBe2) y aluminio-bronce (AlBr), las cuales se caracterizan por producir chispas frías, inofensivas en Atmósferas Explosivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *