Publicada en

Herramienta antichispa específica para la industria química

llaves de vaso antichispa

Los entornos laborales que producen atmósferas explosivas van desde centrales eléctricas, talleres de pintura y empresas de suministro de gas, hasta instalaciones agropecuarias, talleres mecánicos y la industria química. Cuando el aire se mezcla con polvos o gases inflamables, basta una chispa generada por algún instrumento de trabajo para producir un desastre. Este riesgo se puede suprimir con una herramienta antichispa. Los entornos laborales que producen atmósferas explosivas van desde centrales eléctricas, talleres de pintura y empresas de suministro de gas, hasta instalaciones agropecuarias, talleres mecánicos y la industria química. Cuando el aire se mezcla con polvos o gases inflamables, basta una chispa generada por algún instrumento de trabajo para producir un desastre. Este riesgo se puede suprimir con una herramienta antichispa.

Herramienta antichispa para la industria química

Es usual en la industria química el uso de sustancias inflamables en diversidad de procesos. Estos emplean líquidos, sólidos, polvos y gases, los cuales se mezclan para obtener los productos finales. Este, en muchos casos resulta ser también una mezcla explosiva. Por ejemplo, una planta de tratamiento de azufre, las zonas donde se manipulan y almacenan estas sustancias; salas de compresores o bombas para líquidos o gases inflamables son entornos cuya atmósfera reclama el uso de herramientas antichispa.

Herramientas concebidas para trabajar en zonas atex

Especialmente diseñadas para entornos explosivos, estos son los instrumentos ideales para garantizar la integridad de tus trabajadores y alcanzar un alto estándar de seguridad industrial. Uno de los beneficios de trabajar con un alicate, herramienta para tubo o llave antichispa es su mínimo coeficiente de fricción. Así, en el peor caso se podría producir una ?chispa fría?, la cual reduce significativamente la posibilidad de una deflagración.
Amplia variedad para necesidades específicas

Una herramienta antichispa es perfecta para la industria química porque brinda seguridad antimagnética, resiste la corrosión y ofrece los diseños más ergonómicos. Además, Todo esto es posible porque son herramientas hechas en aleaciones como aluminio-bronce o cobre-berilio, con unos resultados que te ofrecen junto a la rentabilidad, un alto nivel de seguridad. Esto sin contar la gran variedad que exhiben, incluyendo las específicas para la industria química.
Te ofrecemos el mayor portafolio con la más amplia variedad de herramientas antichispa, como toda la gama de llaves antichispa: ajustables, de estrella, de vaso, de vaso de impacto, fijas, hexagonales, especiales; martillos, pinzas, tenazas y en general la herramienta antichispa que necesitas para trabajar con la máxima seguridad en esos lugares donde se transvasan líquidos volátiles y se producen, almacenan y consumen gases combustibles.
Somos especialistas en herramientas antichispa, el instrumento especial que necesitas para minimizar los riesgos en tu empresa, especialmente cuando se trata de la industria química.

Publicada en

Herramientas ATEX: Seguridad sin perder funcionalidad

destornilladores antichispa

Las herramientas para trabajar en entornos ATEX son fabricadas en dos aleaciones diferentes, las cuales garantizan un instrumento que al ser manipulado no generan chispa o generan un chispa inofensiva para las Atmósferas Explosivas. Estas dos aleaciones con las cuales se elaboran las herramientas ATEX son Cobre-Berilio (CuBe2) y Aluminio-Bronce (AlBr), dos combinaciones que se caracterizan por crear chispas frías, incapaces de crear ignición en diferentes atmósferas cargadas con materiales volátiles.
Aleaciones seguras y funcionales en entornos ATEX
La aleación Cobre-Berilio (CuBe2) es recomendada y exigida por diversas normativas para trabajar en zonas con niveles de riesgo 0, 1 y 2, las cuales son susceptibles a contener gases y polvos combustibles; zonas con niveles de riesgo 20, 21, 22 que pueden contener polvos explosivos como también entornos mineros calificados como zonas M1 y M2. Esta herramienta provee seguridad sin perder su funcionalidad, ya que a pesar de ser una aleación un poco más débil que las herramientas de acero convencionales brindan un desempeño óptimo al ejercer distintas funciones. Las herramientas de Cobre-Berilio tienen una dureza rockwell C entre 33-45, lo que significa que deben ser tratada con más delicadeza, esto debido a que existe la probabilidad de que se puedan dañar bordes y filos.

La aleación Aluminio-Bronce (AlBr) es similar a la anterior, pero esta es solo recomendada en zonas con niveles de riesgo 1 y 2, las cuales pueden contener gases y vapores capaces de hacer combustión. De igual manera, son recomendadas en zonas 21 y 22, donde existe el riesgo de presencia de polvos explosivos. Esta herramienta también aporta un desempeño eficaz en las tareas realizadas, además, preserva la seguridad en entornos ATEX. En relación con su dureza las herramientas de Aluminio-Bronce proporcionan una dureza rockwell C entre 23-35, una característica que motiva una manipulación cuidadosa de la misma. Esto debido a que es más sensible que las herramientas convencionales e incluso que la aleación Cobre-Berilio. Para que esta herramienta brinde un desempeño eficaz y duradero es recomendable evitar un uso brusco de las mismas, así se evitaría el deterioro de bordes y filos.
Herramientas ATEX, las mejores para trabajar en entornos con Atmósferas Explosivas
Las herramientas ATEX son las únicas capaces de brindar una seguridad adecuada en entornos catalogados como Atmósferas Explosivas. Además, son totalmente funcionales y eficientes en las distintas tareas efectuadas. No existe ninguna razón que limite el uso de las mismas. Las herramientas ATEX nunca deben de faltar en tu caja de herramientas si sueles realizar trabajos en zonas identificadas como entornos ATEX.

Publicada en

Características más importantes de las herramientas antichispa

llaves de vaso antichispa

Si bien es cierto que la mayoría de los trabajos son bastante seguros, hay otros que requieren herramientas para ambientes explosivos, protocolos de seguridad y equipos adecuados. Para que las condiciones operacionales sean las adecuadas, tiene que haber un análisis pertinente de los peligros potenciales.Si bien es cierto que la mayoría de los trabajos son bastante seguros, hay otros que requieren herramientas para ambientes explosivos, protocolos de seguridad y equipos adecuados. Para que las condiciones operacionales sean las adecuadas, tiene que haber un análisis pertinente de los peligros potenciales.La normativa establece la necesidad de detectar las fugas de gases, polvos potencialmente dañinos o inflamables, sustancias tóxicas o volátiles, entre otros. Parte importante del resguardo personal está asociados a los EPI y los instrumentos de trabajo, los cuales deben disminuir el riesgo de accidentes.Tipos de herramientas antichispa para entornos ATEX. En el mercado existe una gran variedad de fabricantes especializados en herramientas ATEX especialmente diseñadas para evitar las chispas, la transmisión de estática o el magnetismo. Sin embargo, son pocos los que pueden ofrecerte el extenso catálogo que puedes encontrar en nuestra tienda online para suplir tus necesidades.Cuando revisas con cuidado nuestro amplio stock de productos, tienes a tu disposición toda clase de artículos ideales para trabajos peligrosos, como por ejemplo:
Juegos de herramientas antichispa. Instrumentos para tubos, cortes y adaptadores. Alicates, destornilladores, pinzas, martillos, tenazas, palas, rastrillos y limas. Diversos tipos de llaves ajustables, especiales, fijas, hexagonales, de estrella, de vaso de impacto y más. También puedes disponer de agujas, botadores, barras, cepillos, cinceles, cortafríos, espátulas, ganchos, palancas, entre muchos más.
Aunque estas piezas requieren un mayor mantenimiento debido a su composición, son las herramientas para atmósferas explosivas más recomendables. Por eso se han vuelto habituales en industrias pirotécnicas, químicas, petróliferas, gasíferas, farmacéuticas, mineras, nucleares, alimenticias, agrícolas, automotrices y mucho más.¿De qué están hechas las herramientas ATEX?Para que estés más claro en cuanto a la naturaleza de estos productos, están fabricados para tener propiedades antimagnéticas, incluyen aislamiento, no conducen la electricidad y disminuyen la fricción. En sí, hay que aclarar que generan las denominadas chispas frías, las cuales no producen suficiente calor para provocar ignición o fricción peligrosa.Tienen un color amarillo o rosa pálido característicos dado que son hechas con aleaciones de cobre-berilio de 96% y 2% respectivamente (CuBe2) y de cobre-aluminio (AlBr), que también poseen níquel, hierro y manganeso. Por estas razones se desgastan con mayor facilidad, tienen una estructura más blanda y pueden ser anticorrosivas.Si buscas las mejores herramientas para atmósferas explosivas, consulta sin compromiso con nuestros expertos para darte una asesoría oportuna que se ajuste a tus requisitos de seguridad.

Publicada en

7 consejos para trabajar en entornos ATEX

entornos atex

Si tienes una noción clara de lo que son los entornos o las zonas ATEX, sabes bien que son situaciones potencialmente peligrosas que requieren de máxima precaución. Además del equipo y las herramientas antichispa adecuadas, toma en cuenta los siguientes tips para salvaguardar tu integridad y la de quienes trabajan contigo.
1. Proceso operativo bien específico
Más allá de indicarles a los trabajadores que está todo bajo control, es importante que entiendan bien cómo van a llevar a cabo el procedimiento. En este sentido, deben conocer las condiciones del ambiente de trabajo, las herramientas ATEX que van utilizar y quién va estar a cargo de la operación para coordinar las actuaciones.
2. Asistencia de la unidad de prevención
Aunque por lo general esta medida brille por su ausencia, resulta fundamental que un experto pueda evaluar las condiciones de seguridad. De esta forma los operarios cuentan con los medios apropiados para supervisar el trabajo y medir la presencia de atmósferas explosivas, inflamables o peligrosas.
3. Equipos de protección individual (EPIs) apropiados
Siempre considera el sitio donde se piensa trabajar, las condiciones del aire, los elementos tóxicos o peligrosos y las medidas que debes implementar en cada caso. Aunque las herramientas antichispa son esenciales, debes saber adaptar tus protocolos de seguridad en función del entorno asignado.
4. Evita las actuaciones individuales
Con esto queremos decir que cada labor que se tenga pautada no debe ser emprendida por una sola persona. Lo ideal es que en los equipos asignados haya alguien encargado de supervisar el comienzo y final del trabajo. Así te aseguras de que nadie quede atrapado por accidente y no pueda recibir ayuda.
5. Personal debidamente entrenado e informado
Por más que se insista en este punto, nunca faltan empleados que obvian las normas más elementales en entornos ATEX. Los que laboran en estas condiciones deben estar formados tanto en teoría como en práctica para saber cómo actuar. Ese conocimiento puede ser la diferencia entre salvarse o morir.
6. No son lugares aptos para claustrofóbicos
Es claro que, si sufres una condición que dispare tus nervios en espacios reducidos, huecos de escaleras o en ascensores, debes reconsiderar tu vocación. Evita provocar un accidente donde tú o alguien más salgan heridos.
7. Piensa con calma antes de actuar
Recuerda que en un entorno ATEX debe prevalecer la seguridad y el sentido común. Antes de complicar más una situación, pide ayuda si no cuentas con los medios adecuados para auxiliar a alguien en peligro.

Publicada en

Atmósfera ATEX: ¿Qué es?

tenazas antichispa

Las Atmósferas Explosivas (ATEX) es un término que surgió en los años 70 para denominar los ambientes potencialmente explosivos. Dichos entornos pueden ser explosivos debido a la presencia o riesgo de fuga de gases, vapores y polvos inflamables. Las normas para las Atmósferas Explosivas deben cumplirse estrictamente y los entornos analizados minuciosamente para la asignación de un nivel de riesgo, ya que en la mayoría de los casos la presencia de sustancias inflamables suele ser imperceptible, por tanto, el riesgo de ignición es muy alto. En diversos países se pueden tener consideraciones distintas en relación con los entornos ATEX, sin embargo, el concepto más extendido en la Unión Europea es el dictado por la Directiva ATEX 94/9/CE.

“Se entiende por Atmósfera Explosiva toda mezcla, en condiciones atmosféricas, de aire y sustancias inflamables en forma de gas, vapor o polvo en la que, tras la ignición, se propaga la mezcla no quemada” (Directiva ATEX 94/9/CE).

Tipos de Atmósferas Explosivas

Atmósferas de gas explosivas:

Esta es una de las atmósferas con mayor índice de riesgo, por tal motivo, se requiere para su manejo experiencia, precaución y uso de herramientas especializadas antichispas. Se caracteriza por presentar una sustancia inflamable, la cual puede ser imperceptible a simple vista debido a su estado de gas o vapor de aire. En situaciones donde se efectúa ignición, la combustión se propaga por toda la sustancia no quemada.

Atmósferas de polvo explosivo:

Se compone por masas de aire con una alta presencia de sustancias inflamables bajo la forma de polvo o partículas fibrosas. Este tipo de atmósfera es sumamente volátil y en caso de ignición la combustión se propaga en toda la mezcla no quemada.

 

Los explosivos, material pirotécnico y peróxidos orgánicos no son considerados como entornos ATEX, ya que sus características, propiedades atmosféricas y factores de riesgo son distintas.

Cuándo se considera que un ambiente es una atmósfera potencialmente explosiva

Para que a un ambiente o entorno se le asigne el término Atmósfera Explosiva se requiere de un factor de riesgo considerable donde intervengan una sustancia inflamable, un oxidante y una fuente de ignición. Esta situación suele presentarse en muchas industrias, por tanto, luego de recibir esta asignación deben regirse por normativas que exigen el empleo de personal capacitado, métodos estrictos de prevención de fugas y uso continuo de herramientas especializadas antichispas.

Publicada en

Zonas ATEX

69342

Por el mismo hecho de que existe una probabilidad de inflamación; se le denominan áreas de riesgo a aquellos ambientes en los que fácilmente se pueden acumular gases o polvos y oxígeno para crear una atmósfera explosiva (ATEX). Estas áreas de riesgos se encuentran divididas según la frecuencia de acumulación, lo que permite mantener un mayor control de seguridad. Así que si tienes una empresa que manipule químicos o sustancias que den lugar a este tipo de atmósferas es necesario que tomes conciencia y apliques todas las medidas a tu alcance para promover la seguridad y protección de tus trabajadores.

Clasificación de las zonas ATEX

Zona 0

La presencia de la atmósfera explosiva es permanente o por intervalos largos de tiempo.

Zona 1

Área de trabajo que en condiciones normales la acumulación de gases inflamables y aire es ocasional.

Zona 2

Área de trabajo que en condiciones normales las atmósferas explosivas no son ocasionales y en caso de presentarse la situación contraria sería por un pequeño período de tiempo.

Las zonas anteriores aplican para la formación atex de aire y sustancias inflamables en forma de gas, vapor y niebla. Y las zonas que aparecerán a continuación es para la formación atex en forma de nube de polvo.

Zona 20

La presencia de la atmósfera explosiva permanece por largos períodos de tiempo.

Zona 21

Área de trabajo en la cual la formación de la atmósfera explosiva es usual.

Zona 22

Área de trabajo que en condiciones normales las atmósferas explosivas no son usuales, y en caso de formarse, su duración es corta.

Ya que tienes esto en cuenta debes tomar medidas organizacionales preventivas con respecto a los trabajadores como instrucciones por escrito y permisos para la ejecución de trabajos riesgosos y procedimientos de emergencia.
Con respecto a las instalaciones debes cuidar de fugas de gas, vapor, niebla o polvo, levantamiento de polvo, sistemas de alerta, en caso de explosión sistemas que permitan contener o aminorar el daño, etc. Y con respecto a las maquinarias y herramientas deben estar diseñadas para ser utilizadas en las atmósferas explosivas de manera que reduzcan el riesgo de explosión.

Publicada en

Normativa ATEX española. Claves principales

alicates antichispa

La normativa ATEX española esta elaborada en función de salvaguardar la integridad y seguridad de los trabajadores y de los ciudadanos en general, ya que el riesgo de explosión en los emplazamientos ATEX puede afectar un perímetro o área significativa. Las normativas ATEX españolas recogen una serie de aspectos importantes, siendo los siguientes claves importantes para determinar responsabilidades y buenas prácticas en el lugar de trabajo.

Responsabilidad del empresario

Según el Real Decreto 681/2003, principal instrumento que rige las normas para emplazamientos ATEX, los empresarios tienen la responsabilidad de clasificar cada una de las áreas de acuerdo con el tipo de Atmósfera Explosiva como también evaluar el riesgo de cada una de ellas. Además, también tendrán la obligación de redactar un documento de protección contra explosiones en cumplimiento con el artículo 8 de dicho decreto.

Clasificación de emplazamientos y valoración del nivel de riesgo

Este aspecto resalta la obligación del empresario para la clasificación y valoración de las áreas con atmósferas potencialmente explosivas. Este procedimiento garantizará una clasificación y valoración del factor de riesgo objetiva, precisa y efectuada bajo un criterio técnico sólido, por tanto, debe encargarse a profesionales capacitados. Los emplazamientos ATEX se clasifican de acuerdo con el tipo de sustancia inflamable que posean. La empresa debe poseer un documento de clasificación, además, cada una de las áreas deben identificarse con su clasificación y los posibles lugares susceptibles a fugas. La valoración del factor de riesgo es muy importante para implantar normas de seguridad preventivas y organizar planes de emergencia en caso de posibles fugas y riesgos de ignición.

Formación de los empleados

En el Anexo II del Real Decreto 681/2003 se establecen los requerimientos y formación que deberán poseer los trabajadores que se desempeñan en entornos ATEX. Los siguientes son los lineamientos más importantes recogidos por este decreto:

Formación en situaciones de explosiones y fuga de sustancias inflamables.
Reconocimiento de zonas clasificadas y conocimiento de procedimientos para trabajar en las mismas.
Experiencia certificada de 2 años en entornos ATEX.
Técnicos de nivel superior en PRL, o trabajadores formados en una institución ATEX reconocida.

Uso de herramientas especiales

Los empresarios deben garantizar la disponibilidad de herramientas especiales antichispas para los trabajadores que se desempeñan en entornos ATEX. Estas herramientas se componen de aleaciones de cobre-berilio (CuBe2) y aluminio-bronce (AlBr), las cuales se caracterizan por producir chispas frías, inofensivas en Atmósferas Explosivas.

Publicada en

Herramientas para zonas atmosféricas explosivas

destornilladores antichispa

Entornos laborales peligrosos

En el mundo laboral hay gran variedad de lugares de trabajo. Muchos de ellos son ambientes muy seguros, donde no hay riesgo de comprometer tu integridad física en la faena diaria, pero existe otro tipo de ocupaciones, donde el mismo lugar que sirve para desempeñar tu labor puede ser el principal causante de un accidente.

Al hablar de zonas difíciles para trabajar, es imposible dejar de lado los entornos de atmósferas explosivas. Estos se caracterizan por tener, en condiciones atmosféricas normales, mezclas de aire con sustancias inflamables que pueden presentarse en forma de gases, vapores o polvo. En estas condiciones, cualquier ignición provocaría que la combustión se propague a la totalidad de la mezcla no consumida.

¿Cómo minimizar los riesgos?

Al saber que existen zonas de alto riesgo laboral, como las antes mencionadas, es importante entender lo fundamental que se vuelve la seguridad en el trabajo. Es primordial tomar ciertas precauciones para poder reducir en lo posible todo tipo de acción que pueda ponerte en riesgo.

El primer paso es contar con un equipo de trabajo con el que puedas desempeñar tu labor sin ningún tipo de peligro. El problema con las zonas de atmósferas explosivas es que la más mínima chispa, provocada por la fricción de las herramientas de trabajo, puede desatar el infierno. Por eso es importante utilizar herramientas para zonas atex.

Aliadas de la seguridad

Las herramientas manuales de uso frecuente, por lo general, están fabricadas de acero. Esto es un problema, ya que pueden provocar la ignición por fricción, mediante el impacto de las mismas con materiales, como el mismo acero u hormigón. Afortunadamente existen las herramientas para zonas atex, las cuales fueron concebidas especialmente para trabajar bajo situaciones de alto riesgo de explosión.

Lo que hace que estás herramientas sean ideales es que están construidas con aleaciones de metales que tienen un reducido coeficiente de fricción, provocando que en el peor de los casos, solo puedan generar por roce, las conocidas ?Chispas frías? que tienen un bajo nivel calorífico, lo cual reduce considerablemente la posibilidad de una ignición.

Otras bondades que tienen las herramientas para zonas atex son: Seguridad anti-magnética, diseños ergonómicos, resistencia a la corrosión. Esto sin contar la gran variedad que hay de las mismas: Alicates, destornilladores, llaves, martillos, etc.

Si trabajas en zonas de atmósferas explosivas, como: Refinerías, minas, industria química o cualquier otra, recuerda siempre contar con tu juego de herramientas antichispas. Nunca dejes tu seguridad de lado.

Publicada en

Las herramientas adecuadas para esos tipos de ambientes son las llamadas herramientas atex.

herramientas entorno atex

La seguridad es un punto fundamental en el trabajo y en la vida en general. De nada sirve realizar un buen trabajo si no se cuenta con las medidas de seguridad adecuadas que garanticen la integridad de los trabajadores.

De forma general, cuando se emplean herramientas se produce una fricción por el impacto entre las propias herramientas o bien con otros materiales como puede ser el acero o el hormigón, produciéndose una chispa. Si bien la presencia de chispas es algo bastante habitual cuando se emplean herramientas, existen ciertos trabajos donde la producción de las mismas puede ser fatal. Este es el caso de ciertos ámbitos laborales donde resulta común la presencia de atmósferas explosivas. Estos ámbitos son la industria química, automotriz, petrolera, papelera, minera, pirotécnica, nuclear, aeronaval, armamentista, en los servicios como gas, electricidad, telecomunicaciones, tratamientos de aguas residuales, residuos peligrosos, etc. En estos casos resulta de vital importancia el uso de herramientas para atmósferas explosivas conocidas como antichispa.

De forma general, se puede definir una herramienta antichispa como aquella que cuando se utiliza y entra en contacto con otras herramientas o materiales da lugar a chispas con un nivel energético inferior a la energía mínima necesaria para producir la inflamación del aire. Dicho de otra manera, estas herramientas producen lo que se denomina como chispas frías y reducen el riesgo de accidentes durante el trabajo.

Las herramientas para atmósferas explosivas están fabricadas con aleaciones metálicas específicas. De forma general suelen ser aleaciones de cobre-berilio y aluminio-bronce, metales que cuando reciben impactos no dan lugar a chispas que puedan producir peligro. En numerosas ocasiones estas herramientas antichispa son dotadas con otras características que aumentan aún más la seguridad que proporcionan. Así, algunas están dotadas también con propiedades antimagnéticas, de manera que pueden ser utilizadas en ambientes donde estén presentes equipos sensibles al magnetismo sin producir peligro para el operario. Otras poseen propiedades anticorrosivas, especialmente indicadas para trabajos en ambientes marinos o submarinos.

El uso de herramientas antichispa aporta un extra de seguridad durante el trabajo, haciendo posible trabajar sin tener que preocuparse por nada más que por hacer un buen trabajo. Manteniendo estas herramientas limpias, libres de contaminantes ferrosos que puedan afectar a sus propiedades antichispa y realizando las reparaciones oportunas que permitan tenerlas siempre en perfectas condiciones, se puede disponer de herramientas seguras, útiles para atmósferas donde otro tipo de herramientas podrían causar graves problemas, haciendo posible un trabajo seguro y de calidad con la total seguridad de que el operario no corre ningún riesgo.

Publicada en

Herramientas atex: variedad y seguridad

slider herramientas

No todos los ambientes de trabajo brindan las mismas condiciones de seguridad. Algunos son tan inofensivos que no requieren de herramientas, procedimientos ni vestimentas especiales. Sin embargo, existen otros ambientes cuyo alto riesgo exige toda la precaución posible para evitar accidentes que pueden llegar a costar la vida. Esos ambientes de riesgo mayor son denominados atex, abreviatura de atmósferas explosivas, que señala a los ambientes de trabajo con presencia de sustancias inflamables permanentes en sus condiciones atmosféricas. Las plantas automotrices, manufacturas de químicos, plantas de gas, industria petroquímica, construcción y mantenimiento de tuberías, industrias del vino, explosivos y pirotecnia, entre muchos otros lugares de trabajo son considerados atex y en ellos se requiere el uso de herramientas adecuadas que no produzcan chispas que puedan dar inicio a una tragedia de incalculables consecuencias.

Las herramientas adecuadas para esos tipos de ambientes son las llamadas herramientas atex. Su característica fundamental radica en la aleación metálica de cobre-berilio o aluminio-bronce, que disminuye la peligrosidad de las chispas causadas por la fricción de las herramientas contra otros metales. Esta ventaja brinda un enorme porcentaje de seguridad al momento de su manipulación, aunque esta cualidad de su aleación hace que las herramientas atex sean más frágiles que las herramientas normales y por lo tanto requieren de un mayor cuidado y mantenimiento. A esta cualidad de antichispa, algunas herramientas atex suman la característica de antimagnetismo y ello ofrece un mayor refuerzo cuando se trabaja con equipos electrónicos u otros sensibles al magnetismo. También algunas herramientas atex son anticorrosivas y las mismas son ideales para los ambientes marinos y submarinos, evitando el choque térmico que pudiera producirse cuando se manipula herrumbre.

Son variadas las opciones que ofrece la gama de herramientas atex. Desde martillos, reglas, alicates, llaves de tubo, llaves de estrella, limas, palas, pinzas, hasta agujas, cepillos y bombas manuales de aceites, entre otra infinita variedad de herramientas, permite la tranquilidad de un trabajo seguro. Cada una de las herramientas atex viene además pensada para la comodidad, por lo cual su diseño ergonómico facilita su uso y evita tropiezos en su manipulación. Cada ambiente de trabajo precisa de las herramientas adecuadas y las atex son las que pueden brindarle variedad y seguridad. Esta amplia gama de herramientas atex está a su disposición en Antichispa, tienda online de herramientas no magnéticas que ofrece la mejor relación calidad precio en cada uno de sus productos. Evite problemas con las herramientas atex que le ofrece Antichispa.com.